Quienes Somos

 

 

 

 

PRINCIPIOS INSTITUCIONALES

Democracia y Estado

La democracia ha demostrado ser la forma más racional de organización política en la medida en que permite la conciliación de las diferencias naturales del hombre y evita que tales diferencias se conviertan en factores de perturbación y disolución del orden social. El Estado debe estar al servicio de la sociedad civil y satisfacer las necesidades básicas de esta en materia de servicios públicos. La sociedad debe controlar el ejercicio del poder para evitar que este se convierta en autocrático. Un Estado fuerte es aquél que cuenta con el apoyo mayoritario de la población. El Estado surgió para evitar que la sociedad se devore a sí misma, no para subyugarla.

El individuo

El individuo es un ser único con ideas, conocimientos y valores diferentes a los de los demás, lo cual determina la necesidad del respeto a la identidad de cada quien y la tolerancia por sus modos y atributos que lo identifican y lo convierten en el otro que no es como nosotros. El individuo es un ser ético. No se puede reducir su papel al de simple transmisor o implementador de conocimientos.

 

Un profesional capaz pero sin moral es un profesional incompleto y lejos de ser un instrumento del desarrollo se convierte en una talanquera del mismo. La universidad debe formar profesionales éticos y ser un centro forjador de ideas de progreso y de hombres trascendentes capaces de llevarlas a cabo en beneficio de la sociedad. El individuo es el cuerpo pensante de la naturaleza y esta es el cuerpo inorgánico del individuo; la defensa de la naturaleza es la defensa del individuo.

La sociedad

La sociedad humana es el mecanismo que le ha permitido al hombre valerse de la naturaleza con la ciencia y anticipar el futuro. La sociedad no puede existir sin la solidaridad humana. El hombre es un ser indefenso en soledad. Los grandes hitos de la historia han sido logrados gracias a la acción mancomunada de líderes y pueblos que han entendido un ideal y han identificado sus metas y los medios para alcanzarlas; en ese orden de ideas la democracia requiere de la participación.

La propiedad

La propiedad privada debe tener una función social. El libre desarrollo del individuo en lo económico debe conducir al desarrollo de los demás. La empresa no es un fin en sí misma, es un medio para alcanzar la prosperidad de sus empleados y de la sociedad que la rodea.

La educación

Educar es más que instruir y capacitar, formar para la vida. La educación integral prepara al profesional en las ciencias de su disciplina y forma al hombre que va a aplicar sus conocimientos en la sociedad. Por ello estamos por una educación que tenga como objetivo el desarrollo social, antes que la satisfacción de necesidades particulares. Educar es también el mecanismo de afirmación del hombre sobre su pasado animal y la garantía de su continuación como especie reinante en el planeta.

La libertad

La libertad es el don más preciado del hombre. Como tal se entiende el libre arbitrio del pensamiento en la escogencia de opciones y en el rechazo a imposiciones que violentan la autonomía, principios y valores del sujeto. En la educación la libertad se identifica con la autonomía para buscar el conocimiento y para aceptar o rechazar las ideas que se nos ofrecen sin menoscabo de la libertad que tiene quien las profesa y transmite para hacerlo.

 

La Corporación Universitaria Empresarial de Salamanca  hace suya la declaración universal de los Derechos Humanos y los principios y derechos fundamentales consagrados en nuestra Constitución Política. Como institución no profesa ningún credo político o religioso y abre espacio en sus aulas a todas las escuelas de pensamiento con igualdad de derechos. La Corporación Universitaria Empresarial de Salamanca hace suyo los principios humanistas y demás conquistas históricas del pensamiento que tiendan a elevar la condición del hombre ya hacerlo más humano. En este sentido es contraria al sectarismo, al dogmatismo y al autoritarismo en la defensa de las ideas. Nada de lo humano le es ajeno porque la verdad es un proceso en el que estamos comprometidos todos y no un patrimonio de secta.

El emprendimiento como una actitud hacía la vida

A pesar que el Siglo XXI ha traído profundas reformas al sistema educativo, y que muchas de ellas se centran en la necesidad de insertar en los currículos escolares y universitarios la cátedra de Emprendimiento; hace falta una profunda reforma educativa que produzca rediseños totales de currículos, de tal manera que el Emprendimiento se convierta para los ciudadanos de las próximas generaciones, no en una asignatura más, no en una opción diferente de vida, no en un camino alterno; sino en una forma de pensar, razonar y actuar;  una forma de encarar cada momento personal y profesional.

 

El EMPRENDEDOR NO NACE… SE HACE

No existe un gen que transmita el emprendimiento.   El emprendedor no es un superdotado nacido para emprender.    El emprendedor debe formarse desde los primeros años de su vida.   Así como en la educación temprana se forman los procesos cognitivos y sociales, de igual manera debe comenzarse a formar el Emprendimiento.    Cada tarea que un bebé, niño, o joven comience, experimente y aprenda, debería llevar implícito el desarrollo de habilidades de emprendimiento:

  • Ver en cada pequeña cosa de la vida una oportunidad
  • Capacidad para innovar
  • Capacidad para transformar cada obstáculo en una oportunidad
  • Capacidad para buscar siempre una mejor manera de hacer las cosas
  • El actuar siempre revolucionariamente y con creatividad
  • Impregnar de pasión cada una de las actuaciones cotidianas
  • Búsqueda insaciable por la generación permanente de valor

 

Emprender  es la diferencia.  La capacidad emprendedora es el fundamento competitivo para la empresa del siglo XXI.   En la Corporación Universitaria Empresarial de Salamanca, creemos firmemente que si todos aunamos esfuerzos para lograr que desde los estadios tempranos de formación desarrollemos en los futuros ciudadanos habilidades de Emprendimiento; haremos de Colombia un país capaz de desarrollar al máximo sus potencialidades económicas, mediante la implementación de iniciativas empresariales sostenibles, empresas cada vez más competitivas y líderes preparados para abrir las puertas del primer mundo.